Un ciudadano de nacionalidad marroquí se ha hecho pasar por militar para colarse en el barco de Málaga pero fue descubierto por la Policía Nacional de Melilla en el control del puerto después de ser advertidos por un suboficial.

El inmigrante iba vestido con uniforme, botas y una mochila del Ejército para camuflarse en un contingente que se iba de maniobras. Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, la detención se ha producido durante la noche de este pasado jueves en la Estación Marítima cuando un individuo que portaba una mochila y vestido con prendas y accesorios militares intentó mezclarse con los soldados que se disponían a viajar desde Melilla a Málaga para realizar maniobras militares en la Península.

Los policías del Grupo Operativo de Fronteras (GOF) que estaban prestando su servicio en el control documental de pasajeros con ocasión del embarque del contingente de soldados fueron requeridos por un suboficial de la Compañía del Mar que sospechó de uno de los "militares" que pretendía embarcar.

"El individuo en cuestión portaba una mochila y vestía con uniforme, accesorios y botas de campaña. Sin embargo, a pesar que los agentes le formularon varias preguntas, parecía no comprender el idioma y no contestó a ninguna de ellas", ha explicado el portavoz policial.

El joven, un marroquí de 25 años sin antecedentes, que además carecía de documentación y de la correspondiente tarjeta de embarque, ha sido detenido y trasladado a los calabozos de la Jefatura Superior de Melilla como presunto autor de un delito de usurpación de funciones.