El PSOE de Melilla ha anunciado que va a llevar a la Comisión de Control los 500.000 euros en dos meses en "contratos a dedo" de la Viceconsejería de Festejos. Su diputada Lamia Kaddur ha apuntado que en esta área "se sigue con el mismo sistema de contratación y empresas que están siendo investigadas en la Operación Tosca", por la que están imputados varios miembros del Gobierno de Melilla (PP).

A través de un comunicado de prensa, Lamia Kaddur ha declarado que "al Grupo Socialista no es que le sorprenda que desde la Consejería de Cultura y Festejos se gasten 540.000 euros en contratos a dedo en sólo dos meses, cuando precisamente esta Consejería está siendo objeto de investigación por la Guardia Civil por este tipo de prácticas, es que además, se siguen dando contratos a empresas que están siendo investigadas en el marco de la Operación Tosca".

La parlamentaria autonómica ha dicho que si a lo largo del mes de enero la Consejería de Cultura y Festejos gastaba más de 240.000 euros "en contratos a dedo", en el mes de febrero la cantidad "empleada en contratos sin ningún tipo de concurso ni procedimiento ha ascendido a 300.000 euros".

Kaddur ha recordado que el viceconsejero de Festejos, Francisco Díaz (PP), fue detenido el pasado 12 de enero de 2016 por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y acusado de cohecho y prevaricación en la contratación pública. "Un mes después, desde esta misma Viceconsejería, volvían a contratar a dedo a varias empresas que están siendo investigadas en el marco de la Operación Tosca", ha relatado.

Así, se ha referido a empresas como Ismumamelilla, la empresa administrada por Benaisa Ahmed, "que también fue detenido por cohecho y falsificación el mismo día que el viceconsejero Francisco Díaz, y que ha recibido 17.900 euros en un contrato a dedo en febrero, cuando el límite es de 18.000 euros para poder darlo sin procedimiento". "O empresas como Huracán Producciones, que ha recibido más de 43.000 euros a través de cuatro contratos a dedo", ha detallado.

"Estos datos nos hacen pensar que las mismas prácticas y la misma forma de contratación que son las que se están investigando por la Guardia Civil en la Operación Ópera son las que se están llevando a cabo ahora mismo", ha concluido.