La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 40 años de edad, de nacionalidad marroquí y con residencia en Huelva, por "ofrecer de forma reiterada 20 euros a un guardia civil en la frontera entre Melilla y Marruecos para que se tomase un café y olvidase la denuncia" que le iba a poner por irregularidades en la documentación de su vehículo.

Según ha informado a Europa Press este jueves un portavoz de la Comandancia, los hechos se han producido en la Aduana internacional de Beni-Enzar, al fiscalizar la Guardia Civil, en su faceta de Resguardo Fiscal del Estado y bajo la dependencia funcional de los Servicios de Aduanas, un turismo marca Renault, modelo Express, y con matrícula nacional, que en esos momentos circulaba en dirección salida desde Melilla hacia Marruecos, ocupado por su conductor.

El portavoz ha explicado que al requerir a su conductor que mostrase el correspondiente permiso de conducción, en un primer momento dio respuestas evasivas como que "lo llevaba junto a su equipaje en el maletero", para finalmente aportarlo y apreciarse que no se encontraba habilitado para la conducción de vehículos en España, indicándole que se procedía a extender el correspondiente boletín de denuncia al código de la circulación.

"En el ínterin de extender la denuncia administrativa, el conductor del vehículo se dirigió al guardia civil actuante y haciéndole gestos para que se acercara hace el ademán de sacar dinero del bolsillo" y "le ofrece 20 euros para que se tomase un café y olvidase la denuncia", hecho que realizó de forma reiterada "en dos ocasiones", ha asegurado la citada fuente.

El representante de la Comandancia ha subrayado que ante la clara actividad desplegada por esta persona "del intento de sobornar al agente para que dejase de cumplir con su deber, mediante el ofrecimiento de dinero", procedieron a su detención  como supuesto autor de un supuesto delito de cohecho activo, previsto y penado en el vigente Código Penal.

El detenido ha pasado a disposición judicial, en unión de las diligencias instruidas.