La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Málaga, con sede permanente en Melilla, se ha reafirmado en el archivo de la causa contra ocho guardias civiles por su actuación en la valla ante un intento de entrada de migrantes tras rechazar el recurso de la Asociación Coordinadora de Barrios.

El auto considera que el empleo de la fuerza que hicieron los agentes ante un intento de entrada masiva de migrantes que se produjo el 15 de octubre del 2014, fue "proporcionado y necesario".

Aprecia también que no hubo delito en las devoluciones de migrantes que llevaron a cabo en la valla, ya que estaban "en el ejercicio de sus funciones" y afrontando "acciones violentas" contra ellos por parte de algunos de los migrantes.

La ONG acusaba a los ocho guardias civiles de presuntos delitos derivados del uso de la fuerza, contra la integridad moral, impedimento por funcionario público del derecho de asistencia de abogado al detenido o preso y prevaricación, pero la Audiencia cree que, si se abriera juicio oral contra ellos, "procedería con total y absoluta seguridad su absolución".

La Audiencia niega que los agentes se extralimitaran y afirma que el uso de la defensa de goma es "un medio proporcionado en estos casos", de modo que la intervención policial de los ocho guardias civiles está sujeta a los requisitos de legalidad, proporcionalidad y racionalidad.

El auto indica que aunque los migrantes son "retenidos" mientras la Guardia Civil hace los rechazos en frontera, no necesitan asistencia letrada, por lo que no se produce un delito de impedimento por funcionario público del derecho de asistencia de abogado al detenido o preso o de prevaricación, como pedía la Coordinadora de Barrios.

Este auto se produce después de que la Audiencia rechazara el recurso de apelación de las ONG denunciantes Andalucía Acoge, SOS Racismo del Estado Español, APDH-A y Prodein, tras lo cual los ocho guardias civiles que estuvieron fueron doblemente condecorados por el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno.

Otro intento de salto

Por otra parte, ciento veinte migrantes subsaharianos han protagonizado un intento de salto a la valla de Melilla sobre la 06:30 h de este jueves, de los que treinta han logrado llegar al vallado, aunque sólo uno ha superado el dispositivo antiintrusión, según fuentes de la Delegación de Gobierno.

El salto, en el que no se han registrado heridos, se ha frustrado gracias al dispositivo de la Guardia civil en cooperación con las fuerzas marroquíes.