Esta semana, Microsoft ha vuelto a revolucionar el mercado tecnológico con la mayor compra de su historia, la adquisición de la red social de contactos profesionales LinkedIn por 26.200 millones de dólares.

Aunque la compañía adquirida seguirá funcionando de manera independiente, Microsoft aspira a que la combinación de recursos de ambas empresas conlleve sustanciales mejoras en los servicios de una y otra. Ya apuntan interesantes sinergias entre LinkedIn y las herramientas de Office 365, Outlook, las soluciones en la nube de Microsoft y las herramientas de gestión y marketing de Dynamics.

Con esta compra, Microsoft sigue afianzándose como una de las grandes tecnológicas del siglo XXI, una gran nave nodriza que ya alberga marcas tan importantes como Nokia, adquirida en 2013 por 7.200 millones de dólares en un intento de potenciar su presencia en el mercado móvil, y Skype, servicio líder en llamadas y videollamadas vía internet que fue comprado en 2011 por 8.500 millones de dólares.

Junto a Microsoft, las tecnológicas más aficionadas a las compras multimillonarias son Googleahora Alphabet—, Facebook y, en menor medida, Apple, que suele limitarse a la adquisición de empresas de poco renombre pero que les permiten potenciar sus propios desarrollos. La última gran operación de la compañía de la manzana fue la compra en 2014 del fabricante de auriculares de alta gama Beats Electronics por 3.000 millones de dólares.

Junto a Microsoft, las tecnológicas más aficionadas a las compras millonarias son Google, Facebook y Apple

Podría decirse que fue la todopoderosa Google la que inició el furor por las megacompras en la era de internet con la adquisición, hace una década, de YouTube. El gigante de internet marcó un hito en octubre de 2006 al desembolsar 1.650 millones de dólares por la popular plataforma de vídeo, cifra que en su día parecía escandalosa pero que desde la perspectiva actual se ve como una ganga como ninguna otra en la historia.

Otras importantes compras de Google, de entre las muchísimas que realiza cada año, se encuentran la de Android en 2005 por solo 50 millones de dólares, la de la compañía publicitaria DoubleClick en 2007 por 3.100 millones de dólares, la de Motorola Mobility en 2011 por 12.500 millones de dólares —que tres años más tarde vendió a Lenovo por mucho menos (3.000 millones de dólares), pero que le permitió hacerse con algunas suculentas patentes móviles— y la de Waze en 2013 por 996 millones de dólares, una popular aplicación de tráfico y navegación para dispositivos móviles que encaja a la perfección con Google Maps.

La estrategia de crecimiento de Facebook también se basa en buena medida en la compra de otras empresas clave en sectores emergentes. Sus adquisiciones más destacadas de los últimos años han sido la de la compañía Oculus VR (desarrolladora de las gafas de realidad virtual Oculus Rift) en 2014 por 2.300 millones de dólares —lo que denota el interés de Mark Zuckerberg por esta tecnología—, la compra del servicio de mensajería instantánea Whatsapp también en 2014 por 21.800 millones de dólares y la del servicio de fotos Instagram en 2012 por 1.000 millones de dólares.

Otras sonadas compras en lo que va de siglo son la adquisición de PayPal por parte de eBay en 2002 (1.500 millones de dólares), la de Napster por parte de Rhapsody en 2011 (los detalles de la transacción no fueron revelados), la del servicio de retransmisión de eSports Twitch por parte de Amazon en 2014 (970 millones de dólares)...

Los platos más suculentos

La lucha por los negocios basados en las nuevas tecnologías e internet hace que las grandes compañías del sector estén constantemente valorando posibles adquisiciones que les otorguen una ventaja competitiva frente a los rivales. Algunas empresas ya suenan como posibles compras por parte de otras mayores mientras  que otras ganan peso como compradoras.

  • Yahoo: Tras anunciar pérdidas de 4.359 millones de dólares en 2015, el antaño poderoso gigante de internet se ha convertido casi en un producto de saldo. Se dice que Google, antiguo gran rival de Yahoo, y la compañía de telecomunicaciones Verizon habrían realizado sendas ofertas para adquirir la compañía, valorada en al menos 8.000 millones de dolares. La compra vendría acompañada de interesantes "regalos" como las red social de fotos Flickr (por la que Yahoo pagó 40 millones de dólares en 2005) y Tumblr (comprada en 2013 por 1.100 millones de dólares).
  • Twitter: La popular red social no acaba de despegar económicamente. Su caída en Bolsa (el pasado mayo marcó su mínimo histórico) dejan su valor en unos 9.800 millones dólares, lo que la pone en el punto de mira de compañías más grandes para las que sería una ganga. La compra de Twitter incluiría también la adquisición del servicio de vídeos en streaming Periscope (adquirido por la red de microblogging en 2015 por 100 millones de euros), Vine (red de vídeos cortos comprada en 2012 por unos 30 millones de dólares) y Tweetdeck (servicio adquirido en 2011 por 40 millones de dólares).
  • Snapchat: Fue creada en 2011. En 2013, Facebook hizo a Snapchat una oferta de compra valorada en 3.000 millones de dólares, pero su creador la rechazó. En 2016, la red social de mensajes que se autodestruyen se ha convertido en un fenómeno y su valor se ha disparado. Aunque lleva un año estancada en los 16.000 millones de dólares, su creciente popularidad probablemente hará que, en caso de que finalmente se venda, la cifra de la transacción sea mucho más alta.
  • Pinterest: Aunque su potencial en marketing y publicidad está más que demostrado, nadie ha intentado hacerse de momento con esta red de fotos e imágenes creada en 2010. Se estima que su valor en el mercado ronda los 11.000 millones de dólares.