La Guardia Civil ha rescatado en el puerto de Melilla a un menor extranjero no acompañado de la zona de las turbinas, lugar muy peligroso y de difícil acceso, del barco que enlaza con Almería, donde quería viajar como polizón.

Según ha informado este miércoles un portavoz de la Comandancia de Melilla, agentes del Servicio Fiscal de la Guardia Civil en el puerto, en su misión de Resguardo Fiscal del Estado, observaron que una persona accedía a nado a la zona donde se localizan las turbinas del buque fast ferry atracado en el puerto que, en esos momentos, finalizaba el embarque de pasajeros y vehículos que partía a Almería, introduciéndose en las mismas.

Así, ha detallado que, una vez activado con inmediatez el Equipo de Actividades Subacuáticas GEAS, establecieron contacto con el puente de mando del buque "con objeto de evitar el arranque de máquinas y un accidente que hubiese podido tener un fatal desenlace".

El rescatado tiene 16 años y es magrebí.A la llegada del GEAS, instantes después, los agentes pudieron acceder a la zona de las turbinas, localizando en el interior de las mismas, en un hueco, a la persona que se hallaba escondida, procediendo a su rescate y traslado a tierra en condiciones de seguridad.

La persona auxiliada es un varón, aparentemente menor de edad, que dice tener 16 años, de procedencia magrebí y que no presentaba ningún síntoma de lesión ni daño corporal y que, al introducirse en dicho lugar, pretendía viajar a la península como polizón.

Tras su atención, el menor ha sido ingresado en el Centro de Acogida de La Purísima de Melilla