Facebook continúa su expansión, y su nuevo objetivo son los adolescentes. Con el lanzamiento de Lifestage, disponible por el momento para usuarios de Apple en Estados Unidos, la red social pretende apelar a los usuarios de Snapchat después de que esta se negase a ser comprada por el gigante de Mark Zuckerberg.

Los miembros de Lifestage pueden subir fotos y videos que hacen referencia a sentimientos mediante filtros, me gusta y no me gusta, que se convierten más tarde en fotos o vídeos de perfil.

Todos los post son públicos, y no hay opciones de restricción en las visitas: según declaraciones de su creador que recoge la BBC, la idea es conectar miembros del mismo colegio o instituto.

Los miembros de un colegio puedenver los perfiles de los otros siempre que esa institución supere los 20 miembros subscritos. Si un usuario tiene más de 21 años, solo podrá ver su propio perfil.

Los expertos apelan a un problema de seguridad

Son muchos los que han recriminado a Facebook la nueva aplicación, apelando en gran medida a la facilidad de crear perfiles falsos.

"No podemos confirmar que la gente que dice ir a un colegio concreto van a él de verdad", aseguran las advertencias de la app, "todos los vídeos que se publiquen en tu perfil son completamente públicos", completa.

Lifestage no cuenta con un complemento de mensajería, pero los usuarios pueden añadir detalles de otros sitios como Snapchat e Instagram.

La aplicación, todavía de prueba, tiene una nota de 2.5 sobre 5 estrellas en la tienda de Apple, con comentarios que lo describen como "algo un poco raro" y "bastante confuso".

El creador tiene tan solo 19 años

Michael Sayman, de tan solo 19 años, ha sido el encargado de diseñar la aplicación. "Hoy, Facebook se ha convertido en algo mucho más grande, tenemos la oportunidad de explorar el concepto de quién es uno mismo para la Generación Z en 2016.

No obstante, el doctor Bernie Hogan, del Instituto de Internet de Oxford, asegura que la aplicación no ganará popularidad debido a su falta de privacidad. "La falta de configuración de privacidad indica la ideología de Facebook, que es estar abierto y conectado siempre que sea posible", asegura.

"Según su punto de vista es una gran idea, explica, "pero la gente puede mostrarse cerrada a ello si saben que están compartiendo con todo el mundo".