La más famosa del clan Kardashian ha vuelto a ser noticia por hacer algo a lo que ya nos tiene más que acostumbrados: desnudarse por completo, algo de lo que ya hemos perdido la cuenta. ¿El motivo? La celebrity no lo necesita, pero parece ser que se trata de una promoción o demostración de un autobronceador en redes sociales, y, una vez más, ha conseguido saltarse la censura, como ya lo hiciera con su famoso desnudo con barras negras.

El vídeo, en el que se muestra completamente desnuda y tapándose esta vez solo con sus brazos ya ha sido un éxito y fue publicado en Snaphat. En él, además, se confiesa tanoréxica (no se sabe si exagera por la promoción o lo dice en serio, porque hablamos de un trastorno) o lo que es lo mismo, "adicta al bronceado".