El reconocido chef británico Jamie Oliver la ha liado en Twitter hasta el punto de convertirse en TT, y todo por un plato typical spanish: la paella. Hasta aquí todo correcto, pero la cosa se ha empezado a torcer cuando ha dicho el ingrediente prohibido que le ha añadido al plato valenciano y que nunca, bajo ningún concepto, hay que añadirle.

En su propia versión de la paella ha combinado muslos de pollo y chorizo. "La buena comida española no es mucho mejor que la paella. Mi versión combina muslos de pollo y chorizo", ha escrito en Twitter, adjuntando una foto de su receta.

Tras publicar su propia versión del plato, la lluvia de reproches y críticas no han tardado en aparecer. Lo que al principio parecía una genial idea, se ha tachado de "insulto".