El número de inmigrantes acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla acoge en la actualidad a unos 900 inmigrantes, según ha informado una portavoz de la Delegación del Gobierno, que ha reducido a 70 los que han saltado la doble valla con Marruecos este jueves frente a los cien que habían estimado inicialmente.

El acceso irregular después de la entrada masiva producida este jueves aprovechando la intensa lluvia que caía sobre la Ciudad, la segunda más importante producida este año, se registra después de que el pasado 4 de septiembre entraran en la ciudad española del Norte de África un centenar de subsaharianos.

Estos accesos han provocado que el CETI haya pasado de acoger a unas 500 personas en marzo --una de las cifras menores de la historia de este centro que llegó a albergar a más de 2.000 apenas un par de años antes-- y que con la entrada de este jueves ya roza los 900 acogidos cuando su capacidad óptima es de 600 tras la última ampliación de las instalaciones.

En el CETI de Melilla se les proporciona a los migrantes indocumentados alojamiento, manutención, seguridad en el interior y provisión de vestuario, calzado y productos de aseo personal.

También se ofrece atención sanitaria (servicio médico y gastos de farmacia, transporte a centros sanitarios, educación para la salud, entre otros), intervención social "especialmente dirigida a colectivos vulnerables como familias, posibles víctimas de trata de seres humanos o personas con discapacidad"; atención psicológica; información y orientación sobre su situación legal y asesoría jurídica para solicitantes de asilo.

Asimismo reciben traducción e interpretación; programas de alfabetización de adultos, informática, apoyo escolar a los niños escolarizados y guardería; actividades deportivas, de ocio y tiempo libre; y talleres ocupacionales.

Dos heridos, operados

Dos de los setenta inmigrantes han sufrido lesiones, uno en el tobillo y otro en el hígado, por las que tendrán que ser intervenidos quirúrgicamente en las próximas horas.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla han informado de que, después de producirse el salto a la valla fronteriza, uno de los inmigrantes ha tenido que ser ingresado en el Hospital Comarcal tras serle diagnosticada una lesión hepática, de la que ha sido intervenido esta misma tarde.

El otro inmigrante herido en el salto a la valla ha sufrido una fractura de tobillo, de la que ha tenido que ser atendido por los servicios sanitarios a instancias de la Guardia Civil, y por la que será intervenido quirúrgicamente mañana.