El fuerte temporal de levante que en los últimos días azota la zona del Estrecho de Gibraltar ha arrastrado algo más de 300 kilos de resina de hachís a las costas de Ceuta, donde han llegado diez fardos cuya procedencia se está investigando.

Según han informado fuentes policiales, el alijo se ha recuperado gracias al aviso dado por un ciudadano que alertó de la presencia de los fardos en las inmediaciones de la playa de Benzú de Ceuta.

Los fardos con la droga se encontraban flotando en el mar, aproximadamente a una milla de la costa, por lo que los agentes de la Guardia Civil acudieron al lugar indicado para su recogida.

Los agentes recuperaron del mar una decena de fardos que contenían resina de hachís con un peso superior a los 300 kilos en su conjunto.

La Guardia Civil ha señalado que el temporal de levante ha provocado que la droga fuese arrastrara hasta esta costa del Estrecho, presumiendo que fue arrojada al mar desde alguna embarcación que pretendía llevarla a las costas de Cádiz.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para determinar el origen de la droga.