La entrada irregular este lunes de 232 inmigrantes subsaharianos ha vuelto a colapsar el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) que se encuentra muy por encima de su capacidad ideal y se han tenido que habilitar tiendas de campaña en la pista polideportiva del recinto

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno, hasta la jornada del lunes convivían en el recinto un total de 600 inmigrantes a pesar de estar preparado para una capacidad de 512 personas. La entrada masiva por la frontera elevó la cifra a más de 800 personas.

Esta cifra se había alcanzado después de que en las últimas semanas hubieran salido de la ciudad decenas de inmigrantes hacia centros de acogida de diferentes comunidades, principalmente Madrid, Castilla La Mancha o Andalucía.

Sin embargo, la entrada de de 232 inmigrantes ha vuelto a colapsar el recinto que vuelve a tener a más de trescientos inmigrantes por encima de su capacidad.

Esta elevada ocupación ha obligado a la dirección del centro a suprimir aulas destinadas a formación para incorporar literas para acoger a los nuevos inquilinos  y se han tenido que habilitar hasta ocho tiendas de campaña para poder atender la alta demanda de ocupación del recinto.

Los últimos 232 inmigrantes accedieron a la ciudad autónoma tras asaltar la valla fronteriza en las inmediaciones de la denominada finca de Berrocal.