El pasado mes de julio, la 'playmate' (modelo de Playboy) Dani Mathers subió a Snapchat una foto tomada en un gimnasio de Los Ángeles, en la que se veía al fondo a una anciana desnuda. En la imagen, en la que Mathers salía tapándose la boca, se podía leer el texto: "Si yo no puedo evitar verlo, vosotros tampoco".

La falta de tacto de Mathers tuvo sus consecuencias: fue expulsada del gimnasio y perdió su trabajo en una emisora de radio local, además de sufrir el rechazo de miles de personas en las redes sociales por ridiculizar a otra persona, en este caso, una mujer de 70 años.

Pero ahora, las cosas se pueden poner peor para Mathers. Según The Washington Post, un abogado de Los Ángeles ha iniciado un proceso judicial por el que la modelo erótica se enfrenta a una pena de cárcel de seis meses y una multa de 1.000 dólares. A finales de este mes tendrá que comparecer en un juzgado de la ciudad californiana.

El abogado alega que Mathers transgredió una ley de California al sacar una foto en los vestuarios de un gimnasio y luego difundirla. En su día, Mathers pidió disculpas en las redes sociales, pero ahora tendrá que dar explicaciones ante un juez.