Son universales las leyendas urbanas (más o menos ciertas) sobre ir a locales de comida rápida y encontrar ratas o parte de ratas tanto en la carne como en los panecillos u otras partes de la hamburguesa. Pues en Rusia no esconden que el roedor es el ingrediente principal en uno de sus locales de moda.

El cocinero Takhir Kholikberdiev ha apostado por servir en su restaurante hamburguesas de una especie de la familia de las nutrias, conocida como coipo o rata de río, una especie muy abundante en los ríos de Rusia.

Kholikberdiev sirve hamburguesas de nutria de grandes dimensiones por 550 rublos, unos 6,5o euros, pero también otras delicias a base de roedores, como perritos calientes de nutria, nutria en bolas de masa hervida envueltas en hojas de col o riñón picante y pastel de patata dulce.

"Es un animal muy limpio", defiende el chef su materia prima, "no sólo porque es un herbívoro, si no que además lava toda su comida antes de comérsela. Y es una carne rica en ácidos grasos omega-3 ", dice el cocinero, que asegura además que "una gran cantidad de médicos y dietistas la recomiendan".

La carne de esta rata de río es barata, puesto que se reproducen muy rápido y son fáciles de criar en granjas, cosa que se hace desde hace décadas, pues tradicionalmente su piel ha sido empleada como una alternativa barata a las pieles de zorro o de visón. Como recuerda el cocinero, se empezó a aprovechar la carne de esos animales y él la conoció cuando se fue a vivir con sus abuelos, que "siempre la guisaban para mí".