Dos detenidos por el robo de un vehículo han prendido fuego a los calabozos de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Ceuta, donde habían sido trasladados, después de ofrecer 500 euros a uno de los policías para que los dejara fugarse de las dependencias policiales.

Según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado, los hechos han ocurrido cuando uno de los detenidos ofreció al agente que lo custodiaba 500 euros si le dejaba escapar y posteriormente ambos arrestados originaron un incendio en los calabozos, que no causó daños personales.

Los hechos ocurrieron a las ocho de la mañana del pasado 23 de noviembre cuando, agentes de la Policía Nacional que se encontraban patrullando por la zona en un dispositivo de prevención de la delincuencia, fueron alertados por vecinos de la zona que dos individuos que viajaban en un coche habían intentado introducir a peso una motocicleta en el interior del vehículo.

Ambos hombres, al verse increpados por los vecinos, desistieron y dejaron tirado el ciclomotor en el suelo, emprendiendo la huida.

Momentos después fueron interceptados por los agentes dándoles el alto, a lo que el conductor respondió huyendo del lugar dejando en marcha el automóvil -que anteriormente había sido sustraído en la barriada de Manzaner- y fue alcanzado por los agentes procediendo tanto a su detención como a la del acompañante.

En el momento de la detención a los dos hombres se les habían incautado además tres navajas y dos extintores, uno de dióxido de carbono y otro de polvo que la titular del vehículo sustraído no reconoció de su propiedad.

Los detenidos, C.N.M.y A.A.L., naturales de Ceuta y con numerosos antecedentes, han sido han sido enviados a prisión por el juez.