Las Fallas de Valencia ya son oficialmente Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. El organismo internacional reunido en Addis Abeba (Etiopía) ha decidido que la candidatura de las fiestas valencianas obtenga este reconocimiento y protección a nivel mundial.

La declaración supone un impulso a unas fiestas que tienen una dimensión no solo tradicional, sino también social y cultural en la que participan miles de valencianos, tanto de la capital como de numerosas poblaciones del área metropolitana y de toda la Comunitat Valenciana. Aunque tuvieron su origen en la ciudad de Valencia, las Fallas se han extendido por numerosas localidades de todos los rincones de la provincia de Valencia (Gandia, Sagunt, Utiel, Oliva...), pero también de Alicante (Dénia) y Castellón (Benicarló o La Vall d’Uixó). Además, grupos de valencianos las celebran en Baleares e incluso en Argentina.

La candidatura presentada en la Unesco para convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ha querido proyectar una imagen innovadora en las formas y a la vez conectada con las tradiciones. Todos esos ingredientes, junto con la pólvora, el ingenio, el arte, la música y la gastronomía, se agitan en la coctelera en la que se convierte Valencia durante el mes de marzo, con la llegada de la primavera.

La Junta Central Fallera había convocado, en el caso de que se produjera la proclamación, la plantà de una falla a las 19.00 horas frente a las Torres de Serranos de la ciudad. También está previsto que el próximo domingo, desde las mismas torres, se celebre una gran fiesta llamada Crida a la Humanitat, en la que arderá esa falla y a la que asistirán las falleras mayores de Valencia de todas las épocas.

Ribó: "Es un premio a nuestra cultura festiva y es para todos los valencianos"

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha mostrado tras conocer la declaración su "alegría y la profunda satisfacción. Este es un premio para toda la ciudadanía de Valencia, de todas las ciudades y pueblos que hacen Fallas, es un premio de todos, de los miles de mujeres y hombres que trabajan todos los días por la fiesta", ha dicho en una rueda de prensa.

El máximo representante municipal ha conocido el fallo en su despacho, acompañado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra, el titular de Educación, Vicent Marzà, y varios concejales. Después, ha querido reconocer el trabajo de los actuales y anteriores representantes: "Sé que mi compañero Pere Fuset ha sido el que ha estado en la última etapa de la carrera de relevos. Pero ha habido otras personas que han trabajado para lograr hoy este premio en la Junta Central Fallera y en el Ayuntamiento, con los falleros, con los artistas, y a todos se lo quiero reconocer y me parece importante. Es un premio de todos los valencianos y de todos los falleros", ha manifestado.

Para Ribó, la dimensión cultural de las Fallas queda remarcada con este sello de calidad de la Unesco. "Es evidente que este premio supone un reconocimiento a nivel mundial de las Fallas que tiene muchas repercusiones económicas y demuchos tipos, pero quiero centrarme en una importante: es un premio cultural, a nuestra cultura festiva, al carácter cultural de la fiesta mayor de nuestra ciudad y de otras, y a la labor de artistas, de actores del teatro amateur, de los indumentaristas. Es un premio cultural para toda la gente que trabaja en las Fallas y es para todos los valencianos.