Una vasija que contenía una sopa de carne, cocinada hace más de dos milenios, fue encontrada durante unas excavaciones arqueológicas en la provincia central china de Henan, según el Instituto Arqueológico local responsable del hallazgo.

El guiso, en el que aún pueden advertirse claramente huesos de ternera y otros ingredientes,archeoloist se halló el pasado lunes en una tumba del yacimiento arqueológico de Chengyang, situado en las cercanías de la actual ciudad de Xinyang.

Los arqueólogos no han podido datar todavía con precisión la antigüedad de éste y otros hallazgos de la tumba, aunque sí se sabe que las ruinas de la zona pertenecen al antiguo Estado de Chu, uno de los reinos que hubo en China entre los siglos VII y II antes de Cristo.

El instituto arqueológico publicó en su cuenta de Weibo (equivalente chino a Twitter) imágenes de la peculiar sopa, que actualmente está siendo investigada por los expertos.