El jienense Jesús Moral, de la Taberna de Miguel (Bailén, Jaén), se ha alzado  con el codiciado Premio Cocinero Revelación 2017, al que los ganadores dan tanta o más importancia que a las estrellas que otorga la Guía Michelin.

Ha sido uno de los momentos más esperados de esta XV edición de la cumbre gastronómica internacional Madrid Fusión que, tras tres días, se despide este miércoles del Palacio Municipal de Congresos de la capital.

Jesús Moral aprendió junto a su madre, primero, y con Nacho Manzano y Pedro Sánchez después, tras haber pasado por la escuela de hostelería La Laguna (Jaén).

Según la organización del concurso, con solo 22 años es capaz de componer platos de enorme coherencia y sensibilidad, entremezclando conceptos de alta cocina clásica con recetas populares jienenses. No inventa nada pero adapta todo lo que ha aprendido a su propia manera de cocinar con espléndidos resultados.

Tan emocionado como su madre, con la que elabora un menú degustación bajo reserva previa en el negocio familiar que es la Taberna de Miguel, Moral ha dicho que este galardón "es una gran satisfacción y te pone en el mapa gastronómico", aunque le genera también vértigo y aumenta la responsabilidad.

Este joven jienense se crió entre fogones y desde pequeño tuvo claro que quería ser cocinero. "Aprendí el oficio casi sin darme cuenta", asegura quien ya desde los 9 años ayudaba en la taberna a sus padres.

Además del ganador, fueron seleccionados por la organización del congreso como finalistas Daniel López, del restaurante Camiño do Inglés (Ferrol, A Coruña); José Miguel Bonet, de Es Ventall (Ibiza); Toni Romero y Quim Coll, de 4amb5 Mujades (Barcelona); Gregory Rome, de Brel (El Campello, Alicante) y Pello Noriega, de Castro El Gaiteru (Llanes, Asturias).

En tercer lugar quedó clasificado Pedro Noriega -que fue el ganador en una votación en redes sociales con 1.472 votos-, mientras que en segundo lugar quedaron tanto Toni Romero como Quim Coll.