Competir en popularidad con Whatsapp a día de hoy se antoja casi imposible pese a que muchos alaben las virtudes de aplicaciones competidoras como Telegram. Esta ha sido una de las apps de mensajería instantánea que mayor crecimiento y mejor crítica ha tenido en el último año, sin embargo y pese a que adelanta a Whatsapp en cuestiones tan importantes como la privacidad, cierto es que la primera ha añadido en los últimos meses funcionalidades a las que Telegram no parece querer reaccionar y que pueden provocar que el distanciamiento entre ambas (1.000 millones de usuarios frente a 100 millones) se enquiste casi definitivamente.

La diferencia fundamental han sido las videollamadas y las llamadas de voz, como resaltan desde Xataka Móvil. Una opción que Whatsapp añadió hace pocos meses y que, según datos de la compañía, ha sido un éxito entre los usuarios. No hay que olvidar que en 2016 ya se realizaban a diario 100 millones de llamadas de voz a través de Whatsapp.

Telegram, que en 2016 insistía en que prefería seguir centrada en los mensajes de texto, parece que intentará incluir este nuevo canal de comunicación a lo largo de 2017. Llegará bastante tarde respecto a su principal competidor.

En cuanto a seguridad y privacidad, es cierto que Telegram ganaba con mucha diferencia a Whatsapp hace algo más de un año, algo en lo que esta intentó reaccionar con el cifrado extremo a extremo. La seguridad de Telegram es tal que ha llegado a ofrecer recompensas de hasta 300.000 dólares para quienes logren descifrar sus códigos. También en privacidad, Whatsapp ha intentado dar pasos para mejorarla, ya que se trata de su principal debilidad. Para mejorar la privacidad, ha ido permitiendo ocultar a otros usuarios la hora de la última conexión, la foto de perfil y el estado. También se pueden desactivar las confirmaciones de lectura de los mensajes recibidos, pero entonces tampoco se pueden ver las confirmaciones de lectura de los mensajes enviados.

Otras funcionalidades, más básicas, que Telegram rechaza

Otra funcionalidad, aunque básica, serían la posibilidad de poder establecer tu estado en Telegram, algo que puede parecer secundario y prescindible, pero que a muchos usuarios ayuda para avisar si están disponibles o no para chatear con sus contactos.

Otro aspecto interesante es la posibilidad de importar datos desde otras aplicaciones (como datos del perfil de Facebook), algo que Telegram no ofrece todavía.