El servicio del Defensor del Profesor del sindicato ANPE Murcia registró en el curso 2015-2016 un total de 126 casos de acoso a profesores, como actos de indisciplina, insultos e intimidaciones por parte de alumnos y padres o 'mobbing' de compañeros, con lo que la cifra aumentó ligeramente con respecto a los 118 registrados en el curso anterior, lo que representa el segundo aumento consecutivo y rompe la tendencia descendente registrada sucesivamente entre los cursos 2010-2011 y 2013-2014.

Así aparece reflejado en informe del Servicio del Defensor del Profesor, que detecta especialmente un incremento en el 'ciberbullying' de los propios alumnos a los docentes, con 21 casos respecto a los 18 del curso anterior, así como el ciberacoso de los padres a los profesores, que "pudieran estar relacionados con el aumento de padres y madres que año tras año se incorporan al manejo de nuevas tecnologías".

En concreto, ANPE cree que este aumento de casos de ciberacoso por parte de los padres pueden estar relacionados con el uso de las nuevas tecnologías como un cómodo medio para comunicarse entre ellos y poder difundir opiniones e insultos gratuitos, prescindiendo de los cauces normales de colaboración con el profesorado en la tarea educativa. Es el caso de los mensajes difundidos y compartidos a través de WhatsApp entre conocidos o grupos constituidos.

Pese a todo, ANPE subraya que cabe una futura mejoría como consecuencia del desarrollo normativo de la ley que regula los derechos y deberes de los miembros de la comunidad educativa, así como la adecuación de los centros educativos a la actual realidad social.

Casos relacionados con alumnos

La mayoría de los casos tienen una participación directa de alumnos, aunque la cifra permanece prácticamente en la misma cantidad que el curso anterior, con 97 frente a 96. Aumentan, sin embargo, en el apartado de ciberbullying, con 21 casos frente a los 18 del año anterior, según el informe del Servicio del Defensor del Profesor.

El teléfono contra el acoso escolar ha recibido 933 llamadas en 21 días

En este sentido, ANPE alerta que los peligros asociados a las nuevas tecnologías "son los grandes desconocidos para la mayoría de los padres, mientras los propios alumnos no parecen conscientes de la gravedad de tales agresiones contra la privacidad y la imagen de aquellos a los que van dirigidas".

El sindicato señala que no son nuevas las actitudes perjudiciales para la convivencia escolar pero sí nuevas formas de exteriorizarlas. Se localizan en los centros de secundaria, repartiéndose su autoría por igual entre alumnos y alumnas.

Estos procedimientos de insultos y acoso ya denunciados por los profesores, han cobrado actualidad al aumentar los casos de acoso entre alumnos publicados por los medios de comunicación, y que han llevado al Ministerio de Educación a poner en marcha el teléfono contra el acoso escolar, servicio que ha recibido 933 llamadas en los primeros 21 días de funcionamiento, según declaraciones del propio ministro.

No obstante, ANPE puntualiza que la gran mayoría de casos de malas conductas frente a los profesores, siguen siendo los referidos a actos de indisciplina (24) y a otras conductas que dificultan el ejercicio de la docencia (25), seguidos de los relacionados con insultos (17) y amenazas o agresiones (8).

'Mobbing' a los profesores

Por otro lado, ANPE explica que los profesores suelen denunciar arbitrariedades de la dirección del centro, con agravios comparativos o amenazas de sanciones disciplinarias. Sus quejas se refieren también a que no se les escucha, se sienten ignorados y sufren aislamiento.

En pocas ocasiones los profesores deciden comunicar los casos de esta naturaleza y, cuando lo hacen, quieren conservar su anonimato y el del centro donde se producen los hechos.

En cualquier caso, ANPE afirma que traslada sus problemas al órgano o autoridad competente, poniendo a disposición de los interesados los efectivos personales y jurídicos del sindicato.

Localización por centros y etapas

De los casos registrados, 74 corresponden a centros públicos, 22 a concertados y 30 sin datos. Por etapas educativas, 8 se han producido en Educación Infantil, 18 en Primaria y 71 en Secundaria.

Según estos datos, los Institutos de Enseñanza Secundaria aparecen como los centros con mayor conflictividad y, en ellos, es en la Etapa de ESO donde se registra el mayor porcentaje de conductas contrarias a la convivencia. Como en cursos anteriores, 2º y 3º de ESO son los niveles en los que se han localizado la mayoría de los incidentes ocurridos en esta Etapa.

En cuanto a los objetivos propuestos para el curso 2015-2016, ANPE propone contribuir a mejorar el clima de respeto en el aula; garantizar el apoyo sindical, la asistencia jurídica y la defensa del profesorado; analizar los datos de conflictividad, valorar sus causas y formular propuestas para mejorar la convivencia en los centros docentes; y revalorizar la profesión docente.