La Delegación del Gobierno en Melilla ha elevado a 18 los inmigrantes que han conseguido entrar a la ciudad autónoma en el salto a la valla que se ha registrado esta mañana cerca del paso fronterizo de Beni-Enzar, uno de los cuales ha sido detenido por agresión y atentado a la autoridad.

Este intento se ha producido en torno a las 7.40 horas en el tramo del perímetro fronterizo próximo a la planta depuradora de la ciudad autónoma, muy cerca del paso fronterizo de Beni-Enzar, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno.

Este intento de entrada ha tenido lugar en el tramo comprendido entre la frontera de Beni-Enzar y la estación depuradora de aguas residuales, y ha exigido el despliegue inmediato del dispositivo anti-intrusión de la Guardia Civil y de efectivos de la Policía Nacional para tratar de impedirlo.

La mayoría de los inmigrantes, en torno a unos 60, han sido frenados por las fuerzas auxiliares de Marruecos antes de que pudieran llegar a la valla. Alrededor de 35 sí han conseguido aproximarse y una decena han entrado a Melilla y se han dirigido al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Por su parte, el guardia civil herido sufrió la agresión de un subsahariano que empleó, como objeto punzante, uno de los garfios o tornillos que usan para sortear la malla antitrepa, provocándole destrozos en el uniforme y heridas leves en el abdomen, ha informado la Delegación del Gobierno.

También tuvieron que recibir asistencia sanitaria dos subsaharianos, uno que ya ha recibido el alta y otro por heridas inciso contusas en la cara y posibles fracturas de huesos faciales que sigue ingresado en el Hospital Comarcal.

El salto de hoy ha coincidido con otro intento de entrada que se ha registrado esta misma mañana por las proximidades del paso fronterizo de Farhana por un grupo de 20 subsaharianos. que fueron rechazados por las fuerzas marroquíes antes de aproximarse al vallado.

Hacía casi cuatro meses que no se producía ninguna entrada por la valla. La última había tenido lugar el 13 de octubre del año pasado.

El pasado sábado, once subsaharianos lograron entrar en la primera patera del año en Melilla tras ser rescatados por la Guardia Civil. Entre ellos había dos menores de edad.