La novela Patria, de Fernando Aramburu, ha sido galardonada con el premio Francisco Umbral al libro del año, dotado con 12.000 euros, según ha comunicado el periodista Manuel Llorente, presidente del jurado, que "por primera vez" ha tomado la decisión "por unanimidad".

Como "gran epopeya del terrorismo" ha sido calificada esta obra, que, según reza el fallo leído en el acto celebrado en la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón, constituye "un sólido testimonio literario que perdurará como crónica de gran valor histórico para entender el siglo XX de España y Euskadi".

Aramburu se ha mostrado "enormemente honrado" por el galardón a su última obra, de cuyo éxito entre crítica y público aún se dice sorprendido. "Yo lo escribí porque me quemaba mucho por dentro", ha señalado.

Tres años tardó en escribir Patria, que, a través de 600 páginas, retrata la complejidad humana de nueve personajes dentro de la sangrienta historia de los últimos 30 años del País Vasco. Lo hace a través de dos amigas, Miren y Bittori, y de sus familias, rotas por el asesinato del Txato, marido de Bittori, a manos de ETA.

Patria refleja perfectamente el mundo vasco, sus gentes, su lengua, los paisajes y el castellano; el tiempo de sus versos está tan magistralmente utilizado que sorprende", ha destacado España Suárez, viuda de Francisco Umbral, que ha felicitado por vía telefónica al ganador como presidenta de la fundación que lleva el nombre del autor de Mortal y rosa.

Un jurado compuesto por profesionales

Además de Llorente, redactor jefe de la sección de Cultura de El Mundo, el jurado ha estado integrado por César Antonio Molina, escritor y exministro de Cultura, en la actualidad director de la Casa del Lector, y por Fanny Rubio, escritora y catedrática de Literatura de la UCM. También han formado parte del mismo Santos Sanz Villanueva, crítico y catedrático de Literatura de la UCM; Fernando R. Lafuente, director de Revista de Occidente; Carlos Aganzo, poeta y director de El Norte de Castilla, y Juan Cruz, director adjunto de El País.

En la decisión del jurado ha pesado por una parte la calidad del texto, han indicado, pues no posee "barroquismos ni engolamientos, pero tampoco simplezas ni banalidades. Llega a todo el mundo porque todo el mundo quiere llegar a él", ha dicho Rodríguez Lafuente.

La obra no posee barroquismos ni engolamientos, pero tampoco banalidadesEste, que ha ejercido de anfitrión del evento, ha pronosticado además que, "dentro de 50 o 70 años, quien quiera saber qué pasó en el último tercio del siglo XX en el País Vasco, leerá Patria", cuyo "gran merecimiento es convertir la historia en literatura y viceversa".

Por su parte, el presidente del jurado ha subrayado la "valentía" del libro. "Ha tenido que pasar mucho tiempo para leer este reflejo de lo que pasa en el País Vasco, donde las heridas aún no están cerradas", ha dicho sobre una obra que, con más de 100.000 ejemplares vendidos y una serie de televisión en proceso, ha calificado de fenómeno "sociológico".

Los candidatos al premio eran libros escritos en castellano y editados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016. En las ediciones anteriores, este premio ha recaído en La cabeza en llamas, de Luis Mateo Díez; En la orilla, de Rafael Chirbes; Réquiem habanero por Fidel, de Juan José Armas Marcelo, y Desaprendizajes, de José Caballero Bonald.