El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma) ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional por presuntos delitos de maltrato animal en La Cañada de Paterna (Valencia), donde los vecinos han encontrado varios gatos con órganos afectados por disparos con armas de aire comprimido, uno de ellos con un perdigón alojado en la nariz. La organización ha asegurado que "no se trata de casos aislados" y ha recordado que en esta zona residencial no está habilitado el uso de armas de fuego.

El Pacma ha interpuesto la denuncia después de que el pasado miércoles, 1 de febrero una voluntaria de la Asociación Amigos del Perro Descalzo -que cuida de una colonia felina de La Cañada- encontrara a uno de los gatos con varios órganos afectados por un disparo con arma de aire comprimido, según ha informado la plataforma en un comunicado.

Ese mismo día, una vecina de otra zona de La Cañada encontró a su gato con un perdigón alojado en la nariz. Ambos animales tuvieron que ser atendidos de urgencia para extraer los proyectiles y han requerido cuidados posteriores.

Además de estos incidentes, la asociación ha tenido constancia de otros casos y ha señalado que "los vecinos y las clínicas veterinarias de la zona residencial confirman que es bastante frecuente que los animales aparezcan con heridas causadas por perdigones", así como "se muestran preocupados por la inseguridad" que les genera estos actos.

Por este motivo, Pacma ha elevado una denuncia ante la Policía Nacional por "irregularidades graves y/o muy graves de carácter tanto administrativo como penal". La organización ha indicado que la agresión a estos animales por armas de fuego infringe varias leyes del Código Penal, junto al Reglamento de Armas estatal y la Ley 13/2004 de Caza de la Comunitat Valenciana.

"Hasta un año de cárcel"

"Al maltrato injustificado a animales, castigado con hasta un año de prisión, se suma el uso de armas de fuego fuera de los espacios habilitados para ello y la gravedad de hacerlo en un entorno residencial", ha manifestado la coordinadora del Partido Animalista en Valencia, Raquel Aligar.

Por ello, en la denuncia se insta a la Policía Nacional a investigar la autoría de los hechos y proceder a las acciones necesarias para que se inicien los procedimientos administrativos y penales oportunos contra el autor o autores de los disparos contra varios animales.

El Pacma de Valencia ha expresado su confianza en que "las autoridades actúen con diligencia" en este caso e "investiguen, localicen y condenen debidamente a las personas responsables de estos terribles actos".

"Del resultado de esta denuncia puede depender la integridad física de otros animales e incluso de los vecinos de la zona, que podrían resultar heridos al verse expuestos a los disparos de estos desalmados", ha reivindicado la coordinadora.