La Policía ha detenido este viernes a un joven de 21 años, quien supuestamente asestó cuatro cuchilladas a un compañero de piso, de 56 años, debido a que le molestaban los ronquidos que emitía mientras dormía, según han informado fuentes de la Policía Local.

El suceso se desencadenó de madrugada, sobre las 2.30 horas, momentos en los que una llamada alertó a los agentes de que al parecer se había producido un intento de suicidio en una casa situada en el Camino de Renedo en la capital vallisoletana.

Una vez en el lugar del suceso, la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía encontraron a un joven en la planta baja de una vivienda de dos pisos, quien les explicó que había sido él el agresor de su compañero de habitación y que lo había hecho por que estaba harto de sus ronquidos.

Los agentes arrestaron entonces al supuesto autor y asistieron al herido con el Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León, que trasladó al lesionado hasta el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

La víctima manifestó que, cuando ocurrió el suceso, se encontraba durmiendo, se despertó, y uno de sus compañeros de habitación comenzó a agredirle con un cuchillo sin haber mantenido ninguna discusión previa.

El lesionado sufrió cuatro puñaladas, una en el brazo, otra en la mano y dos en distintas partes del cuerpo, que fueron asestadas con un cuchillo de grandes dimensiones.

Los agentes detuvieron al joven de 21 años como supuesto autor de un intento de homicidio y por una infracción a la Ley de Extranjería, al encontrarse en situación irregular en España.