Ana Botella, exalcaldesa de Madrid, y José María Aznar, expresidente del Gobierno, han protoganizado una anécdota cuando asistían a un acto celebrado este jueves en la capital. 

Cuando la pareja salía del evento, al que acudieron multitud de periodistas, Botella ha tropezado y ha estado a punto de caerse.

Un guardaespaldas ha reaccionado rápidamente y ha evitado que la exalcaldesa acabe en el suelo, mientras que a su marido se le ha escapado la risa.

La que fuera alcaldesa no ha sufrido ningún daño y, tras el susto, también se ha reído.