La propuesta ha sido aprobada con la oposición de PP y Cs y el apoyo del resto de parlamentarios.

En concreto, en virtud de la PNL aprobada este martes el Parlament insta al Gobierno y a las Cortes generales que "se deje de judicializar" el conflicto político que genera el proceso soberanista de Cataluña" y que abran un diálogo "verdadero, permanente y público" para "dar una solución pacífica al conflicto basada en el principio democrático".

La diputada de MÉS per Mallorca Margalida Capellà ha defendido la proposición denunciando la vulneración del principio de separación de poderes y ha recordado que "el encaje de Cataluña dentro de España es un problema político", por lo que se resuelve "con diálogo y procedimientos pactados".

"Nos preocupa esta situación y no vemos salida", ha lamentado Capellà.

Por su parte, el portavoz de MÉS per Menorca, Nel Martí, ha dicho que la presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell, "lo único que hizo fue permitir que los diputados hicieran su trabajo y por este motivo ahora se enfrenta a un proceso judicial".

Según Martí, el argumento del Gobierno estatal es "de derecho de conquista" y le ha reprochado que "se niegue a mantener diálogo".

En cuanto al PSIB, había presentado una enmienda para dividir el texto en dos puntos, pidiendo por un lado "buscar una solución política y no judicial" al problema catalán y por otro, instando al Gobierno a modificar la Constitución para conseguir un estado federal; a esta última ha "renunciado" para "llegar a un acuerdo" sobre el tema que se trataba este martes y abordará esta cuestión en otro momento, ha explicado el diputado socialista Xico Tarrés.

En su intervención, Tarrés ha defendido que "el PSOE está de lado de la legalidad" pero "va en un autocar en marcha que avanza".

Asimismo, el diputado del PP Miquel Jerez ha considerado este debate "prescindible" en Baleares ya que "excede su ámbito territorial" y "no está en mano de Baleares paralizar el proceso".

Además, el PP ha dicho que la "judicialización" "no depende de quien hace cumplir la ley" sino de quien promueve "una declaración unilateral" e "ilegal": "No nos harán creer que el poder político está por encima de la ley", ha dicho Jerez, que ha calificado de "perversa" la proposición de MÉS y les ha acusado de querer dar "instrucciones" a la Fiscalía.

Finalmente, el PP ha dicho que les "cuesta mucho entender" la posición de los socialistas y que el partido de la presidenta del Govern, Francina Armengol, "renuncie al cumplimiento de la Constitución".

Desde Podemos, el diputado David Martínez ha dicho que el PP "roba a españoles e independentistas" y lo ha acusado de "antisistema".

Por su parte, el PI ha coincidido en la necesidad de una "solución política" y ha presentado una enmienda que ha sido transaccionada.

Finalmente, el portavoz de Cs, Xavier Pericay, ha recordado que "lo que resulte de una decisión tomada fuera de la ley no tendrá valor jurídico ni efecto práctico consiguiente" y ha defendido que la ley se puede modificar "dentro del marco existente" porque de otro modo "sólo queda la ley de la selva".

MÉS PER MENORCA PROTESTA POR LLAMARLES "SUCURSAL"

Durante el debate, MÉS per Menorca ha pedido la palabra después de que el diputado del PP se refiriera a su grupo como "la sucursal en Menorca" de MÉS per Mallorca.

El portavoz de MÉS per Menorca, Nel Martí, ha pedido 30 segundos de intervención para responder a esta alusión a su grupo, pero no se le ha concedido la palabra.