Dos hombres fueron condenados este viernes por un tribunal marroquí en Tánger, en el norte del país, a sendas penas de seis meses de cárcel por mantener relaciones homosexuales, que son delito según el Código Penal marroquí.

Según desvela el medio local Tanjanews.com, los dos hombres -uno de ellos agente inmobiliario y el otro un estudiante universitario- fueron arrestados después de que circulara por la red Whatsapp un vídeo de poco más de un minuto que los mostraba manteniendo relaciones sexuales.

Además de la pena de prisión firme, deberán pagar cada uno una multa de 1.000 dirhams (90 euros), según el veredicto del Tribunal de Primera Instancia de Tánger.

El portal web señala que el vídeo en el que aparecen los dos jóvenes "había sacudido a la opinión pública de la ciudad".

El artículo 489 del Código Penal marroquí castiga con penas de hasta tres años de cárcel a quien cometa "actos contra natura con individuos del mismo sexo".

Aunque las organizaciones proderechos humanos reclaman la abrogación de la ley, lo cierto es que la homosexualidad sufre una gran reprobación social.