La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha afirmado este domingo sobre las primarias del PSOE que ya "habrá momento de hablar de quién" y ha añadido: "No tengan duda de que hablaré", pero ahora hay que "tener respeto" a la celebración del Día de Andalucía.

Por "respeto a mi tierra y a los ciudadanos de Andalucía, no me voy a distraer en hablar ni de mí ni de nada que no sea de la celebración del Día Andalucía", ha afirmado Díaz en declaraciones a los periodistas en el Palau de la Generalitat, antes de asistir en Mislata, Valencia, a la celebración del Día de Andalucía.

"Me parecería feo por mi parte que yo aprovechara el Día de Andalucía para hablar de mí, no lo vería lógico", ha aseverado la dirigente socialista, que ha destacado además que el PSOE está "en pleno debate" sobre cuestiones como las tratadas en la conferencia económica de este sábado, y ya después se hablará del quién.

El presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha indicado que ya habrá tiempo de hablar sobre las primarias del partido, que aún no ha convocado el congreso, y, cuando eso ocurra, cada uno, "como decía Gramsci, la vida es tomar partido".

Para Puig, este domingo es un día para centrarse en la "alianza" entre estas comunidades autónomas, que quieren "lo mejor para los ciudadanos" y que además tienen "muchas cosas en común".

Sobre la conferencia económica, Díaz ha defendido que el PSOE ya está "derogando" la "infame" reforma laboral, pues ha presentado en el Congreso de los Diputados iniciativas para acabar con esa reforma "que ha ido al corazón de la calidad y la dignidad en el empleo" y “que ha hecho que siete millones de españoles tengan hoy salarios precarios”.

La dirigente socialista ha indicado que la economía de la igualdad y de las personas es la que recorre el programa económico tratado este sábado por el PSOE, un partido que aspira a que los ciudadanos vivan mejor y para lo que no promete "recetas mágicas", sino que hace planteamientos "realistas".

Ha insistido en que la recuperación tiene que ir dirigida a la gente y que hay que aplicar un modelo productivo diferente, así como aumentar el compromiso con la educación y hacer sostenible el futuro de las pensiones, sobre lo que es necesario un debate "profundo" que vaya más allá de ampliar la edad de jubilación.

Puig ha indicado que hay que promover un crecimiento sostenible basado en la innovación y una cultura de salarios dignos, lo cual se tiene que hacer "con rigor", como a su juicio están planteando los documentos socialistas.