Los Mossos d'Esquadra han alertado de la difusión de un vídeo de pornografía infantil a través de aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp que va acompañado de un audio que apela a difundirlo para que la madre del menor le identifique, aunque según los investigadores, no se le ve la cara.

Los Mossos avisan de que es delito difundir pornografía infantil y que en caso de recibir el vídeo se debe denunciarSegún ha informado la policía catalana en un comunicado, la Unidad central de delitos informáticos investiga la difusión de este video ante la gravedad de los hechos, además de que en él no hay ningún elemento que permita identificar a la víctima, ni al autor ni el lugar de los hechos.

Avisan de que difundirlo es una acción muy grave ya que la mera posesión de pornografía infantil es delito y hacer difusión, sea con la intención que sea, supone colaborar con los autores de los abusos sexuales a menores y con el colectivo que consume este tipo de material.

Por la posesión y distribución de este vídeo han ingresado en prisión dos mujeres de nacionalidad marroquí, de 36 y 43 años, y vecinas de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

La investigación se inició cuando la policía catalana recibió un aviso que informaba que una mujer había difundido un vídeo de pornografía infantil en un grupo de padres de una escuela del municipio a través de una aplicación de mensajería instantánea.

En la grabación no se observa ningún indicio que permita identificar ni víctima, ni autor, ni tampoco el lugar de los hechos, por lo que los agentes citaron a la presunta autora de la difusión de imágenes, que no mostró voluntad para colaborar con la investigación y dio respuestas contradictorias.

Los Mossos decidieron, ante la gravedad del vídeo y la nula voluntad de colaboración, detenerla como presunta autora de posesión y distribución de pornografía infantil, y en base a las manifestaciones de varios testimonios también detuvieron a su cuñada como presunta autora de los mismos delitos.

Las dos detenidas pasaron a disposición judicial y la juez del Juzgado de Instrucción número 7 decretó su ingreso en prisión, mientras que la investigación continua abierta para esclarecer la identidad de la víctima de los hechos y el autor de la grabación.

Dos denuncias más

Además, se han interpuesto dos denuncias más en las comisarías de Santa Coloma de Gramenet y Barberà del Vallès (Barcelona) por parte de personas que han recibido este vídeo.

Los denunciantes, que también son de origen árabe, informan de que conocidos suyos han recibido el archivo y lo reenvían porque va acompañado de un audio en árabe que apela a difundir el vídeo para que la madre reconozca al menor, pese a que no se le ve la cara.

Mossos avisa de que en caso de recibir material audiovisual con contenido relacionado con pornografía infantil no se difunda en ningún caso y se denuncie inmediatamente, además de que se puede comunicar al mail 'internetsegura@gencatcat'.

El Código Penal contempla la distribución, exhibición, ofrecimiento o facilitación de la difusión de pornografía infantil con una pena de prisión de uno a cinco años.