El autocar naranja de Hazte Oír se ha vuelto famoso por la idea que manda en contra de la transexualidad de los niños. El mensaje que dicta "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen" incita, según muchos, al odio.

El revuelo en la sociedad siempre se traslada a las redes sociales. Los usuarios han empleado el autobús como lienzo para exigir libertad y respeto. La gente clama de manera muy distinta. Hay repudia con tono humorístico y rechazo totalmente directo y conciso.