Love Your Curves (Ama tus curvas) es el eslogan de la última campaña de Zara que ha desatado una lluvia de críticas en las redes sociales. El motivo no es otro que la fotografía que acompaña a la frase, la de dos modelos convencionales y delgadas, alejadas de esas curvas que la empresa invita a abrazar con orgullo.

El pistoletazo de salida de la campaña se remonta a principios del mes de febrero, pero no fue hasta hace dos días cuando acaparó la atención mediática, a través de un tuit de la presentadora de radio irlandesa Muireann O'Connell en el que decía lo siguiente: "Debes estar tomándome el pelo, Zara". Desde el martes, su mensaje ya acumula más de 23.000 me gustas y 12.000 retuits.

Un segundo tuit sucedió al primero, en el que explicaba que no tenía nada en contra de las modelos y que la culpa debía recaer en los responsables de la publicidad: "Las modelos no tienen nada de malo. Lo preocupante es el marketing, han distorsionado la imagen".

Esta polémica recuerda a otras que ya apuntaron directamente a Zara, como la camiseta lanzada en Israel con un aspecto similar a los uniformes de los judíos durante el Holocausto.

Y la reacción de los usuarios de Twitter sobre Love Your Curvesno ha tardado en aparecer.