El benzoato de denatonio, también denominado bitrex, es la sustancia química más amarga que se conoce y así lo recogió el libro Guiness de los récords de 1982.

Por su carácter terriblemente amargo e inocuo para la salud, se usa para evitar que los seres humanos ingieran otros elementos que sí pueden llegar a resultar tóxicos. Productos para el hogar, anticongelantes, champús, productos de jardinería,... todos ellos tienen en común el benzoato de denatonio. 

Este compuesto químico se descubrió por casualidad en 1958, gracias al científico MacFarlan Smith. El escocés y su equipo investigaban sobre anestésicos locales cuando descubrieron que el denatonio podría ayudar a acabar con las intoxicaciones accidentales.

Otros usos del benzoato de denatonio

  • Desnaturalización del alcohol para que no se pueda elaborar con él bebidas alcohólicas evitando impuestos y otras restricciones.
  • Se añade al placebo para emular el sabor amargo de los medicamentos.
  • Prevenir del uso de alcoholes tóxicos, como el metanol y etilenglicol.
  • Juguetes infantiles, para prevenir la ingesta de piezas pequeñas que puedan axfisiar al niño.
  • En los pintauñas, para evitar la manía de morderse las uñas.