Interactuar con perros puede prevenir el acoso escolar, según la asociación Entrecanes que hoy ha iniciado en un colegio de Gijón una nueva terapia pionera en España en el que durante ocho sesiones un grupo de voluntarios con canes adiestrados desarrollará diversos ejercicios en clase destinados a fortalecer en los alumnos conductas que mejoren la convivencia en las aulas.

Esta terapia, desarrollada por el equipo de psicólogos y pedagogos de Entrecanes con el apoyo de la Fundación Caja Rural, se fundamenta en la necesidad de los niños de empatizar con animales para poder comunicarse con ellos. Mediante diversos juegos y ejercicios, que van ganando complejidad a medida que avanzan las sesiones, se busca que la motivación por interactuar con el perro derive en emociones y acreciente la empatía orientada al trabajo en equipo.

El grupo de voluntarios trabaja con nueve perros, algunos recuperados tras ser abandonados en perreras, que fueron adiestrados para adaptarse a la interacción terapeútica con niños, personas discapacitadas y ancianos, ha explicado el portavoz de la asociación, Óscar Bueno.

Que los niños comprendan el "lenguaje canino" fortalece la empatía. Esta mañana un grupo de alumnos del cuarto curso de primaria del Colegio Público de Tremañes, en Gijón, participó de la experiencia que por primera vez se pone en práctica.

En una primera fase, los ejercicios están orientados de la aceptación del perro como un compañero de juegos y a la comprensión que se requiere de un lenguaje distinto para compenetrarse. Que los niños comprendan el "lenguaje canino", aprendan a percibir sus sensaciones y necesidades, fortalece la empatía, según ha explicado uno de los monitores.

La identificación de las emociones en uno mismo y en los demás y la importancia del respeto se consideran como bases fundamentales para prevenir la degradación de la convivencia que supone el acoso escolar.

Entrecanes esta formada por voluntarios y un equipo de profesionales psicólogos, pedagogos...

El uso de animales como elemento "motivador y reforzador para los aprendizajes" se utiliza cada vez más en terapias de apoyo a la tercera edad, la discapacidad y en ámbitos educativos, según los promotores de la iniciativa.

El trabajo con perros orientado a la reflexión personal y grupal posibilita que los alumnos consigan herramientas para construir relaciones positivas con ellos mismos, sus compañeros y sus mayores. De esta forma se genera un clima que hace mucho más difícil que surjan situaciones que desemboquen en acoso escolar, según la asociación que ha puesto en práctica esta terapia.

Entrecanes esta formada por voluntarios y un equipo de profesionales psicólogos, pedagogos, trabajadores sociales, maestros de educación especial, educadores sociales y adiestradores caninos.

Realiza proyectos con la tercera edad en diez centros del ERA y en geriátricos privados, con menores en riesgo de exclusión social, personas con discapacidad y otros colectivos. También ha realizado proyectos con enfermos mentales, mujeres víctimas de violencia de género y casos de abuso de menores.