El eclipse anular de sol que el pasado día 26 de febrero dejó un espectacular 'anillo de fuego' fue ampliamente fotografiado en los países de Hemisferio sur en los que se pudo apreciar. Pero también desde lugares más inaccesibles, como el propio espacio.

La NASA ha difundido a través de Twitter unas imágenes de cómo se vio el eclipse sobre la Tierra. Fueron tomadas por uno de sus satélites.

En una de las imágenes se aprecia claramente cómo una enorme parte del Atlántico Sur queda oscurecida en pleno fenómeno.