El psicólogo japonés Akiyoshi Kitaoka planteó esta semana un reto a través de su cuenta de Twitter que ha dado la vuelta al mundo por su resultado sorprendente. Se trata de un efecto óptico que demuestra que nuestra vista, a veces, nos engaña.

Kitaoka compartió una foto en la que se ve un plato de fresas. Este psicólogo nipón preguntó a sus seguidores de qué color veían los frutos. Pero aunque tengamos la tentación de decir que son rojos, no lo son en absoluto.

Un análisis de la imagen revela que son grises. Lo que pasa es que nuestro cerebro trata de convencernos de que las fresas son rojas. Es un fenómeno llamado 'constancia del color'.