El precio medio de la vivienda terminada, nueva y usada, subió un 1,8% en febrero en relación al mismo mes de 2016. Según un informe de Tinsa realizado a partir de sus tasaciones, la subida de los precios viene impulsada por las islas y las capitales y grandes ciudades.

En concreto, según la tasadora, la vivienda se encareció en el segundo mes del año un 4,4% en Baleares y Canarias en relación a febrero de 2016. A continuación, en las capitales y grandes ciudades se registró un crecimiento de los precios del 3,4%.

Los precios sólo bajan en la costa mediterránea, un 0,3% en febreroJunto a las islas y grandes ciudades, también se encareció la vivienda en las áreas metropolitanas y en las localidades más pequeñas, agrupadas en el resto de municipios, con subidas en ambos casos del 0,2% sobre febrero de 2016. El único descenso lo experimentó la costa mediterránea, donde el precio de la vivienda se contrajo un 0,3% en febrero en tasa interanual.

Desde los precios máximos registrados en 2007 en España, el precio medio de la vivienda acumula un retroceso del 40%. La costa mediterránea sigue a la cabeza de las caídas (-48,3%), seguida por las áreas metropolitanas (-44,6%) y las capitales y grandes ciudades (-42,1%).

Las zonas donde menos se han ajustado los precios de la vivienda desde 2007 son Baleares y Canarias (-27,6%) y el grupo resto de municipios (-36,4%).