La CIA es capaz de sortear el encriptado de una serie de aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Telegram, Signal, Wiebo, Confide y Cloackman. Así se desprende de una serie de documentos que ha difundido este martes Wikileaks sobre un supuesto programa encubierto de la CIA, como parte de una serie de siete entregas que definió como "la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia".

En concreto, y de confirmarse esta información, las técnicas que recoge Wikileaks permitirían a la agencia evitar el cifrado con el que suele protegerse a las comunicaciones en esas aplicaciones.

Y no lo hace rompiendo ese encriptado, sino hackeando directamente el dispositivo. Así, el supuesto malware utilizado por la agencia puede intervenir el mensaje incluso antes de que sea enviado y encriptado.

Lo que se desconoce, por el momento, son las versiones de Android de Google, iOS de Apple, Mac OS X y software de televisión inteligente y otros sistemas operativos, incluido Microsoft, han podido ser hackeados.

"Los documentos muestran que se hackearon iOS y Android. Un problema mucho mayor", escribió en Twitter Edward Snowden, que confirmó esta forma de operar de la CIA y la calificó como "un problema mucho más grande" que la violación al encriptado