En lo que llegan las nuevas fechas vacacionales –las de Semana Santa o algún macro puente– los fines de semana son el territorio para las escapadas. Más allá de las emociones fuertes y de los viajes que son uno parar, muchos buscan planes tranquilos. Ni playa ni ciudad; estos que siguen son cinco planes para desconectar durante el fin de semana.

Un retiro para hacer yoga
La armonía entre cuerpo y mente es esencial para conseguir el equilibrio perfecto de una vida sana. Por eso, sumergirte durante un fin de semana en la práctica del yoga o el pilates puede suponer una verdadera inyección de vitalidad. Además, si buscas bien puedes encontrar algunos retiros que conjugan la práctica de estas disciplinas con otras actividades al aire libre como el senderismo o las rutas a caballo, unos ejercicios perfectos que sumados al relax y al aire puro te harán, esta vez sí, volver a la rutina con las pilas bien cargadas.

Senderismo y naturaleza
El senderismo es una opción que se adapta a todos los públicos y bolsillos. El ejercicio físico y la naturaleza son siembre un plan perfecto para relajarse y reconectar con uno mismo mientras se ejercita también la forma física. Pero si además de hacer rutas decides disfrutar de la naturaleza mientras pasas un par de noches en una casa rural, la desconexión puede llegar a ser total. Sentarse a leer por la noche al calor de una chimenea humeante mientras se vislumbra el bosque por la ventana puede ser la guinda perfecta a un día 100% 'detox'.

Escapada de esquí
Estamos en plena temporada de nieve y los esquiadores andan disfrutando por todas las estaciones del país. Si hasta el momento no te has deslizado por la nieve, puede que este sea un momento perfecto para hacerlo. El ejercicio físico, el contacto con la naturaleza y la adrenalina son una combinación perfecta y puede ser de ayuda para combatir el estrés de la vuelta al trabajo.

Hoteles con gimnasio y sauna
Podemos optar por encontrar la paz alojándonos en un cómodo hotel. Pero como el objetivo de esta escapada es eliminar todo aquello que nos sobra, es imprescindible que el alojamiento tenga gimnasio. Y si también tiene sauna, mejor que mejor. Planificarse un horario de entrenamiento durante el fin de semana, solicitar ayuda especializada para establecer una dieta saludable y pasar un buen rato cada día en la sauna garantizará una vuelta a la rutina totalmente libre de toxinas.

Y mejor con spa
Para los que han viven estresados, la mejor opción es sin duda pasar un par de días en un spa. Los servicios pueden incluir además masajes thai y otros tratamientos transgresores como los body scrbs, wraps y otros.