Un joven de 20 años ha fallecido en el centro de Ceuta tras ser apuñalado por cuatro jóvenes que pretendían robarle.

Los hechos, según han informado fuentes policiales, se han producido en las inmediaciones de la playa de la Ribera, cuando la víctima se encontraba en la zona acompañada por un amigo y fue asaltado por cuatro individuos con la intención de robarle sus pertenencias.

El joven, natural de Tetuán (Marruecos), se defendió y sus agresores le asestaron varias puñaladas y se dieron a la fuga por la zona de monte próxima a la playa. La víctima prácticamente falleció en el acto como consecuencia de las puñaladas, al menos una de ellas en el costado.

Numerosos efectivos de la Policía Nacional, de la Policía Local y de la Guardia Civil acudieron a la zona, un lugar muy concurrido, sobre todo los viernes por estar cerca de varios establecimientos hoteleros.

Los agentes han acordonado la zona, donde permanecía la víctima tumbada junto a un paso de peatones de acceso a la playa, y las patrullas policiales han desplegado un operativo policial en el entorno de la playa para la detención de los autores del mortal apuñalamiento.

Poco después, fueron detenidos seis jóvenes por su presunta participación en la agresión. Según han informado fuentes policiales, las diligencias que instruye la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (Udyco) de la Jefatura van ahora encaminadas a determinar cuál de los arrestados ha sido el autor material de las puñaladas que han matado a la víctima, por quien los servicios sanitarios de emergencias del 061 no han podido hacer nada más que constatar su fallecimiento ante el Club Natación Caballa, a unos 200 metros del Palacio autonómico. 

El arresto de los seis supuestos participantes en la agresión, que ha tenido lugar alrededor de las 16.00 horas por razones no explicitadas, se ha basado en las declaraciones de testigos "muy fiables" localizados por los investigadores.

La Policía también está tratando de certificar la edad de los arrestados, algunos de los cuales aparentan menos de 18 años, para determinar si se trata o de menores de edad.