La práctica regular de alguna actividad física o deporte en España está por debajo de la media de los países de la Unión Europea, según un estudio elaborado por la Universidad de Barcelona (UB), que concluye que el nivel educativo y económico está relacionado estrechamente con este hábito.

Suecia, Finlandia y Dinamarca son los países de la Unión Europea donde se practica ejercicio con más regularidad, mientras que en Portugal, Italia, España, y muy especialmente en Grecia, los índices de práctica deportiva entre la población figuran por debajo del valor medio de Europa, concluye la investigación.

El trabajo, elaborado por los expertos Antonio Monleón-Getino, Marta Cubedo y Martín Ríos, de la Facultad de Biología de la UB, y por el profesor del Instituto de Sales de Viladecans (Barcelona) Daniel Ríos, lo ha publicado el Open Access Library Journal.

Según los autores, la práctica de deporte se asocia con los adultos más implicados en actividades formativas, y con un destacado grado de satisfacción con su estatus económico y perfil laboral.

Bulgaria y Grecia vs países nórdicos

Este estudio muestra las diferencias en la práctica regular de actividad física entre países e indica que Bulgaria y Grecia, en particular, junto con Rumanía, Hungría, Polonia, Italia y Portugal son los países donde menos personas practican deporte con regularidad. Por otra parte, en los países nórdicos, cuya situación económica es mejor que en los anteriores, es donde más personas practican deporte regularmente.

Según el estudio, el 90% de los ciudadanos suecos considera que su situación económica es buena, por el 88% de finlandeses, y el 89% de daneses, que son los países con mayor índice de práctica deportiva.

Solo el 28% de los ciudadanos búlgaros considera buena su situación económica, por el 24% de los griegos, que son países con un índice de práctica deportiva más baja.

Por sectores, el 97,9% de las personas que practican deporte con regularidad en Suecia trabaja en el sector secundario y terciario, por el 95,1% de finlandeses y el 97,4% de daneses, mientras que en Bulgaria y Grecia el porcentaje es del 88,8%, en Polonia es del 86,7%, en Portugal es del 88,9%, y en Rumanía, del 69,9%.

Para cada país estudiado, los expertos analizaron cuatro categorías: los ciudadanos que no hacen deporte, los que no lo hacen prácticamente nunca, los que lo practican con cierta regularidad y aquellos que son asiduos al ejercicio físico.

La práctica de deporte se ha generalizado en España con la irrupción de cadenas de gimnasios de bajo precio, que ofrecen practicar deporte sin supervisión médica o especializada, ha denunciado el licenciado en INEF y profesor de actividades dirigidas del ciclo formativo del grado superior de actividades físicas y deportivas en el centro Eurofitness David Muntañés.

El especialista ha alertado sobre los riesgos que supone hacer deporte "sin ningún control médico" y ha explicado que "hace diez años, antes de la crisis, en las grandes cadenas de gimnasios se hacía una revisión médica a cada nuevo usuario".

Esta práctica "ha quedado en desuso", ha denunciado Muntañés, que ha reconocido que "sería básico hacer un electrocardiograma y una prueba de esfuerzo antes de que alguien se inicie en la práctica deportiva". "Es mejor prevenir que curar", ha dicho en referencia al hecho de que las instalaciones deportivas cuenten con desfibriladores para emergencias, pero no con planes preventivos.

En países como Italia, las diferentes federaciones y las instalaciones deportivas practican revisiones médicas a los deportistas, ha afirmado el técnico. En general, "no se educa suficientemente a la población" en cuanto a los riesgos y los beneficios que supone la práctica deportiva, ha valorado Muntañés.