El director Ridley Scott parece decidido a roda Gladiator 2, la secuela de la exitosa película del año 2000 protagonizada por Russell Crowe. Pero, además, quiere que el protagonista vuelva a ser Crowe, algo extraño puesto que su personaje ya murió. Sin embargo, Scott asegura que tiene la clave para "resucitar" al gladiador.

"Ya he tenido esta conversación con el estudio, y me decían: 'Pero está muerto', y yo les decía que había encontrado una forma de traerlo de vuelta", cuenta el director en declaraciones a Entertainment Weekly.

"No sé si llegará a pasar o no. Gladiator se hizo en el 2000, así que Russell ha cambiado un poco desde entonces. De hecho ahora está haciendo algo, pero estoy intentando que vuelva conmigo", añade el cineasta.

En 2009, Crowe encargó al rockero Nick Cave que escribiese un guion para una nueva Gladiator. Esa historia tendría lugar inmediatamente después de los acontecimientos de la primera entrega, con Máximo convertido en un ser inmortal gracias a los dioses. Como ente divino, el héroe volvería a aparecer entre los mortales en diferentes épocas para luchar contra las injusticias. Máximo lucharía en la Segunda Guerra Mundial e incluso conocería a Jesucristo.

Aun así, no está claro que esta sea la solución que tiene ahora en mente Ridley Scott.

Gladiator recaudó más de 457 millones de dólares y ganó cinco premios Óscar, incluidos el de mejor película y el de mejor actor para Crowe.