Siete países de la Unión Europea pagan actualmente salarios inferiores a los de hace ocho años. En concreto, entre 2009 y 2016 los salarios reales, en relación al IPC, se han reducido en Grecia (en una media del 3,1%), Croacia (-1%), Hungría (-0,9%), Portugal (-0,7%), Chipre (-0,6%), Reino Unido (-0,4%) e Italia (-0,3%).

La Confederación Europea de Sindicatos está exigiendo una subida salarial en toda la UESon datos de un estudio del Instituto Sindical Europeo (ETUI) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES) difundido por UGT. El informe también destaca que en 18 países europeos los salarios han crecido mucho más lentamente que antes de la crisis. Así, el crecimiento de los salarios reales ha sido más débil en el periodo 2009-2016 que entre 2001-2008 en Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, República Checa, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Suecia.

El crecimiento anual medio del salario real ha descendido desde el 11,2% del periodo 2001-2008 hasta el 0,1% entre los años 2009 a 2016 en Rumanía; desde el 8,8% hasta el 1% en Lituania, y desde el 10,6% hasta el 1,2% en Letonia. Sólo Alemania, Polonia y Bulgaria han tenido aumentos de los salarios reales entre 2009 y 2016 con respecto al periodo 2001-2008.

El informe subraya que en 2016, cuando los salarios reales empezaron a aumentar, se registraron descensos en Bélgica y permanecieron prácticamente en el mismo nivel en Italia, Francia y Grecia. La CES inició en febrero una campaña, que se desarrollará hasta 2018, para exigir una subida salarial en los países de la UE. Entre las líneas estratégicas a seguir destacan, entre otras, la consolidación de la negociación colectiva sectorial en los países europeos y el establecimiento de salarios mínimos no inferiores al 60% del salario medio.