Las autoridades de Malasia han decidido aplazar "indefinidamente" el estreno en el país de la última adaptación de La Bella y la Bestia, de Disney, motivadas por la aparición de un personaje homosexual.

Fuentes de The Walt Disney indicaron que el aplazamiento se debe a la necesidad de que el largometraje pase una revisión interna, según el diario malasio The Star.

El estreno en Malasia de La Bella y la Bestia protagonizado por Emma Watson y Dan Stevens estaba previsto para el próximo 16 de marzo.

Rusia también se ha planteado prohibir esta adaptación dirigida por Bill Cordon por el contenido homosexual que aporta al filme el personaje de LeFou, interpretado por Josh Gad, y que en esta ocasión será claramente gay.

No es la primera vez que las autoridades malasias prohíben una película o espectáculo, pues en 2014 la Comisión de Censura de Películas impidió la proyección en el país de Noé, de Darren Aronofsky, por considerar que la cinta era contraria a las normas del islam.