Gritos, insultos, amenazas e, incluso, ataques físicos. Son algunos de los riesgos a los que están expuestos a diario los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que el pasado año fueron víctimas de un millar de agresiones, es decir, una media de 2,74 al día. Una cifra global que, además, supuso un incremento del 6,95% con respecto a los 935 ataques registrados en 2015, según han denunciado los sindicatos CSIF-A, Satse y el Sindicato Médico.

Las mujeres fueron víctimas del 68,2% de las agresiones de 2016 en el SASDe las mil agresiones registradas el pasado año en Andalucía, 794 fueron verbales (731 el año anterior) y 206 físicas (204 en 2015). Más de ocho de cada diez ataques (81,82%) fueron dirigidos contra el personal sanitario, mientras que el 18,18% restante tuvo como víctimas a los trabajadores de gestión. Las mujeres fueron las que mayoritariamente sufrieron más agresiones por parte de los pacientes (682), frente a las 318 dirigidas contra hombres.

En cuanto a las causas de los ataques, algo más de un tercio se produjeron debido al desacuerdo con el trato o conducta del profesional, mientras que un 22% no tuvieron una "causa aparente". A más distancia se encuentran otros motivos, como demandar una prestación (9,59%), disconformidad con el tiempo de atención en el centro (7,99%) o demandar un tratamiento distinto al prescrito por el facultativo (7,29%).

Según los datos recopilados por el sindicato de Enfermería Satse, Málaga fue la provincia andaluza más afectada por las agresiones físicas (48 casos), seguida de Córdoba (33), Sevilla (30), Cádiz (28), Almería (22), Granada (16), Jaén (15) y, por último, Huelva (14).

"Carga de trabajo por los recortes"

Málaga es la provincia más afectada por los casos de ataques físicosDesde el sindicato CSIF-A aseguran que las agresiones producidas por el desacuerdo con el trato recibido tienen "relación directa con la carga de trabajo que sufren los profesionales por los recortes y por las campañas de descrédito hacia la imagen de los empleados públicos que han puesto en marcha algunos sectores".

Por su parte, el Sindicato Médico de Sevilla, pone el foco de atención en que "la mayoría de las agresiones verbales no se denuncian", por lo que la cifra final de ataques sería aún mayor de los registrados de manera oficial. Este sindicato celebrará este jueves, a las 12.00 horas, una concentración silenciosa en el municipio sevillano de Cañada del Rosal, donde el pasado diciembre fue agredido un facultativo.

Mientras, Satse destaca la "mayor sensibilización de los profesionales sobre la importancia de denunciar". Y valora la puesta en marcha de medidas preventivas.