La falla Monestir de Poblet-Aparicio Albiñana, más conocida como L'Antiga de Campanar, vuelve a ser la mejor de València, 26 años después. El monumento del artista Julio Monterrubio ha sido designado por el jurado de la Junta Central Fallera (JCF) como el primer premio de la Sección Especial. En segunda posición ha quedado la falla de la Plaza del Pilar, y en tercera posición figura Convento Jerusalén-Matemático Marzal, comisión que ayer logró el primer premio con su falla infantil.

Monterrubio, con 15 primeros premios en Sección Especial, ha regresado a máxima categoría, trabajando por primera vez con la falla L'Antiga de Campanar. Eterna seducció es el lema de esta falla que tiene como cuerpo central un caballero y una dama de 22 metros de altura, en clara actitud de flirteo. El monumento, que mide 22 metros, tiene 30 figuras y un presupuesto de 175.000 euros. Su hilo argumental incluye otras escenas que hablan de la seducción del WhatsApp y los adolescentes, la seducción en la tercera edad en el In serxo o la seducción entre las Fallas y los falleros. Con su cuño personal, Monterrubio vuelve a cautivar al público creando a su vez una nueva seducción, esta vez hacia su obra artística.

El año pasado, la ganadora fue Cuba-Literato Azorín que, con un monumento de Carlos Carsí, se hizo por primera vez en su historia con el máximo galardón. Esta comisión cae este año a la cuarta posición. El quinto puesto es para Almirante Cadarso-Conde Altea, seguida de Na Jordana, Exposición-Misser Mascó, Sueca-Literato Azorín, Reino de Valencia-Duque de Calabria y, finalmente, Malvarrosa-Antonio Ponz-Cavite.

Recta final de las fiestas

Las Fallas de 2017, las primeras tras la declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, encaran su fin de semana más intenso. Las jornadas de este viernes y sábado estarán marcadas por la Ofrenda, un acto en el que participan unos 100.000 falleros y falleras, que llevarán 50.000 ramos blancos y rojos con los que se confeccionará el manto de la Virgen de los Desamparados. En el desfile participan las comisiones de la ciudad de València y de algunos municipios del área metropolitana integrados también en la Junta Central Fallera, como Burjassot, Mislata, Quart de Poblet y Xirivella.

En paralelo, se celebrarán mascletades, castillos de fuegos artificiales e infinidad de actos en cada una de las comisiones falleras de los diferentes barrios de la ciudad. El colofón llegará el domingo, día de Sant Josep, por la noche, cuando arderán los 770 monumentos grandes e infantiles para, de ese modo, dar paso a las próximas Fallas de 2018.