El número de turistas españoles que optó por tomar un crucero en 2016 aumentó un 4,2% respecto al año anterior, lo que supuso un total de 486.000 pasajeros. Según datos de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), a nivel europeo el sector también experimentó una subida del 3,4% –6,7 millones de pasajeros–.

Así, España, con 20.000 viajeros nacionales a bordo de un barco, se mantuvo el año pasado como el quinto país emisor a nivel europeo, pero superó los 475.000 pasajeros de 2013 y recuperó la caída que se produjo en 2014 y 2015, con 454.000 y 466.000 viajeros, respectivamente, lo que hizo que las navieras tuvieran que aumentar su oferta para el mercado nacional.

Un español destina entre 62/65 euros a sus compras en los lugares de tránsitoDe los aproximadamente 25 millones de cruceristas que hay en el mundo, según datos de CLIA, doce pertenecen a Nortemérica –Estados Unidos y Canadá–, mientras que Europa posee seis millones. Alemania y Reino Unido, con 2,18 y 1,9 millones, respectivamente, son las principales países donde sus turistas optan por un crucero. Italia (751.000), Francia (574.000) y España (486.000), por su parte, no superan el millón.

El puerto de Barcelona continúa siendo el líder de España –y de Europa–, seguido de los de Baleares e Islas Canarias. Puertos como los de Ferrol y Cartagena "están experimentando cifras muy significativas".

El Mediterráneo y el Mar Negro siguieron en 2016 a la cabeza de los destinos preferidos para embarcarse en un crucero con un 71%, pasando de 339.000 a 342.000, muy por encima de los 78.000 (16%) que eligieron el norte y oeste de Europa. Caribe y Bermudas, que experimentó un crecimiento de 6.000 turistas más, completa el podio con un 5% (29.000).

Un español gastó el año pasado de media 85 euros durante el embarque y desembarque, mientras que el turista destinó entre 62/65 euros a sus compras en los lugares de tránsito.