El secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, ha afirmado este viernes que el bono social eléctrico podría estar operativo antes del  verano, ya que el Gobierno va a intentar hacer una tramitación acelerada del texto. La propuesta de borrador computará los requisitos de renta, tal y como planteó el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital en los pasados meses.

Navia ha explicado durante la presentación del Balance Energético 2017 y Perspectivas 2017, organizado por el Club Español de la Energía (Enerclub), que el ministerio presentará "en las próximas semanas" un borrador del reglamento del bono social tras haber mantenido contactos con todos los grupos políticos y haber estudiado sus propuestas. "El texto está contando con un consenso importante", ha destacado Navia.

Posteriormente, el texto pasará al Consejo de Estado y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ha explicado Navia, quien ha apuntado que el Gobierno va a intentar hacer una tramitación acelerada que, "si todo funciona según lo previsto, podría concluir antes de verano".

El secretario de Estado de Energía ha explicado que, a diferencia de la normativa anterior, en la propuesta que ha ido pactando con los grupos sí se contempla que las familias con baja renta puedan acceder a la tarifa social, un criterio que Energía ya tenía en mente desde hace meses.

Hasta ahora, solo podían acogerse a esta tarifa las familias numerosas, aquellas con una potencia contratada inferior a los 3 kilovatios (KW), aquellas con todos sus miembros en paro y los mayores de 60 años con pensiones de cuantía mínima.

Navia ha avanzado también que el nuevo texto va a incluir un apartado para mejorar la información suministrada en la comercialización de los productos energéticos y otro punto relativo a los cortes de suministro. En este sentido, se establecerá una categoría de consumidores en riesgo de exclusión, en colaboración con las comunidades autónomas, que serán asumidos por el sistema, ha explicado Navia.