El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha tirado este sábado de una "sobrada", como él mismo ha reconocido, para alabar el trabajo que está haciendo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, gobernando en la región en minoría. "Tiene que ser difícil, yo no sé hacerlo", ha bromeado, en relación a la mayoría absoluta con la que gobierna.

"Enhorabuena por hacer cosas que no son fáciles, gobernar sin mayorías, es difícil, no sé hacerlo... eso tiene que ser complicado", ha manifestado Feijóo con media sonrisa ante un auditorio repleto de afiliados que han acudido hasta el XVI Congreso Regional del PP de Madrid, donde será elegida presidenta del partido Cristina Cifuentes, candidata única tras vencer en primarias a Luis Asúa.

Feijóo ha explicado después que esta última "sobrada" la ha dicho para "despedirse", y decir que "es posible" cumplir con el déficit público, que es posible no pedir dinero al "amigo" (Cristóbal Montoro), que es posible "cuadrar las cuentas" y que es posible "crecer".

Alberto Núñez Feijóo ha tenido una intervención muy dedicada a Madrid y ha lamentado la diferencia que ha encontrado en la capital desde que la gobierna Ahora Madrid. En su opinión, hasta entonces ocurría un "acontecimiento singular" en Madrid: "Los vecinos tenían la confusión desde el punto de vista competencial cuando había una actuación en Madrid, dudaban si correspondía a la Comunidad o al Ayuntamiento", ha dicho.

Sin embargo, ha señalado que esto ahora ha cambiado "gracias a Podemos". "Ahora nos orientamos con facilidad, ya sabemos si esto es de la Comunidad o del Ayuntamiento", ha dicho, señalado que el gobierno de Manuela Carmena es "especialista en entretener" y el de la Comunidad, "en gobernar".

Para Feijóo, la "gran aportación de la política de Podemos en la Comunidad es el ejercicio de clarificación de las competencias" y ha lamentado que la capital ahora no "funcione" porque "es una de las capitales más despistadas de Europa". "A los españoles no nos interesa que la capital de la nación sea la casa de 'tócame roque' y sin duda sigue siendo el Ayuntamiento más importante de España", ha apuntado.

El presidente gallego ha dicho que las noticias que llegan de Madrid al resto de comunidades son "muy sorprendentes" y ha hecho referencia a los "titiriteros de muy mal gusto financiados con fondos públicos", o a la memoria histórica, "que no es ley, ni memoria ni historia".

"Las noticias que llegan son de los enfrentamientos entre las distintas facciones de Podemos y las experiencias personales, que el propio taxista no sabe que las calles principales de Madrid acaban de ser cerradas unos minutos y que seguirán cerradas durante días", ha ironizado con respecto al cierre al tráfico de la Gran Vía en Navidad.

También se ha referido a Podemos para hablar del sistema de primarias. Tras señalar que algunos tienen la "patente" y otros unos sistemas muy "raros", ha dicho que en Madrid, además del proceso del PP, está el de Podemos, "que consiste claramente en aquel que ose llevar la contrario al líder carismático se convierte en candidato a la Comunidad de Madrid".

Orgulloso de Aguirre y Gallardón

Por último, Feijóo ha apostado por que el partido siga "unido desde el respeto a los compañeros" y la "coherencia con el programa" y ha recordado el papel de Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón en Madrid, las personas que consiguieron "las mayorías absolutas en la Comunidad y el Ayuntamiento".

Y lo hace porque cree que es "necesario, justo y legítimo". "Los partidos que no aprenden de los errores del pasado son partidos que no tienen futuro pero los que no valoran a la gente que nos han traído hasta aquí también son partidos sin horizonte", ha lanzado, para añadir que se siente "orgulloso" de los dos.