El reto del borrador o ABC consiste en que un niño ha de recitar el abecedario mientras se frota el brazo con un borrador hasta dejarse la piel en carne viva, según recoge el Mirror. Esta peligrosa moda se está viviendo especialmente en Reino Unido, aunque antes ya generó problemas en EEUU, donde un niño estuvo a punto de morir.

Una vez el menor se autolesiona, sube las fotos a las redes sociales y aquel que muestra la herida más grande es el "ganador".

Las escuelas británicas, ante el auge de esta nueva estúpida moda que tiene cabida en las redes y cuyas víctimas son niños pequeños, están haciendo un llamamiento a los padres para evitar más casos de este tipo.