Con solo dos años, Lily Beddall, una niña con síndrome de Down, ya ha conseguido su primer contrato como modelo profesional con una firma de ropa. Su imagen podrá verse en 217 establecimientos de Reino Unido de la marca Matalan.

Sus padres, Vicki y Eddie Beddall, han contado a Independent lo orgullosos que están con la iniciativa de la firma. "El contrato tiene que ver con la inclusión y con romper los estereotipos, mostrar que la belleza tiene todas las formas, tamaños y capacidades", dice Eddie. Además, Vicki Eddie afirma: "Es maravilloso que Matalan eligiese a una niña con síndrome de Down".

En 2016 la cadena Matalan ya contó con un niño de cuatro años con la misma enfermedad como su imagen. El niño, Rosie Daniel, se convirtió en modelo después de que su madre se quejase a la cadena pidiendo más diversidad en sus campañas y catálogos.